Un poco de historia de la serigrafía

Samuel Simon fue el primero que utilizo una malla de seda y patentó el proceso de la serigrafía.

Fueron los pintores del POP Art los que recogieron estas experiencias y crearon gran parte de sus obras en serigrafías. Artistas y artesanos han seguido experimentando desde entonces y hoy en día es uno de los métodos mas utilizados en la edición de obra gráfica.

En España la serigrafía fue introducida de manos de Eusebio Sempere y Abel Martín. Estos dos pioneros aprendieron dicha técnica en los talleres del artista cubano Wifredo Arcay, en el París de finales de los cincuenta. Fue muy utilizada por el grupo EL Paso en la difusión de su obra.

Siempre se ha pensado que el origen de la serigrafía es el estarcido, que consiste en la impresión de elementos decorativos previamente dibujados y recortados sobre una plantilla.

Los estarcidos se recogen en los asentamientos prehistóricos, donde estampaban sus manos proyectando tierras coloreadas muy molidas y viscosa con un hueso en forma de tubo.

Los antecedentes más antiguos de este sistema se han encontrado en China, Japón y las Islas Fidji :donde los nativos recortaban dibujos en hojas de plátano, haciéndose una plantilla y a través de ésta aplicaban tintes vegetales sobre telas.
Más tarde los antiguos egipcios lo utilizarían en los murales de sus tumbas y templos.

Estarcido

La mayor dificultad era la necesidad de puentes para sujetar las partes interiores (islas) de los dibujos o letras en su sitio exacto, y ésto solamente podía ser evitado con un segundo estarcido.

La llegada a Europa a partir del año 1600 de algunas muestras de arte japonés, permitió comprobar que no habían sido hechas con el sistema de estarcido, sino con plantillas de cabellos humanos muy tensados y pegados sobre un marco rectangular, evitando los puentes, así empezó la serigrafía.

La Serigrafía Gráfica

La palabra serigrafía del griego Serikós= seda y Graphé= acción de escribir o dibujar) se refiere al sistema de impresión, que utiliza como plantilla un marco con una malla abierta en ciertas zonas, que es la imagen a imprimir.
La tinta, que posee cierta densidad, es arrastrada y presionada por una espátula de goma llamada rasqueta, atravesando la malla y depositándose sobre el soporte.
Cada soporte se coloca bajo el bastidor, se imprime y se retira para su secado. Este método permite hacer miles de impresiones con una sola plantilla e imprimir directamente sobre cualquier material de superficie plana.

Obra gráfica original

Es una de las expresiones de las artes plásticas, en su elaboración se utilizan papeles especiales, tintas que garanticen la permanencia de la obra y un sistema de impresión fiable. Puede ser elaborada directamente por el artista o en colaboración con un maestro impresor bajo su supervisión.
Terminada la edición limitada, el artista firma y numera cada uno de los ejemplares otorgándose el carácter de obra única.

La edición: tirada limitada

Existe una tradición en cuanto a la numeración de la cada obra para identificarla, donde los números se escriben como una fracción para indicar la numeración especifica de la obra y el número total de la edición (ejemplo: 12/60). También existen otras denominaciones que indican el carácter de la pieza según su estado en el proceso de elaboración.
El artista puede quedarse con un número determinado de obras (generalmente una fracción de la edición) que se denominan "pruebas de artista" P/A. Las pruebas intermedias pueden denominarse "pruebas de color" (P/C), "pruebas de taller" (P/T) o "pruebas de estado" (P/E). Cuando el artista está satisfecho y consigue la prueba definitiva, se le denomina "bon-a´-tirer" (B.A.T.) y a partir de aquí se hace la edición.