La racleta

La racleta (Rasqueta)

Lo esencial y el fin de una racleta es transferir la imagen del tejido al soporte a imprimir, y hay que regular; la presión, la dureza de la goma y la velocidad de recorrido. El ángulo de ataque de la racleta en contacto con el tejido a la hora de impresión también influye en la definición y depósito de tinta. El ángulo usual es de 75º, con menos ángulo más depósito de tinta.

Racleta uso manual

Suelen ser con empuñadura de madera, incorporando una goma o plástico (Neopreno o poliuretano) que va ha estar en contacto con la tinta y el tejido en la impresión.

La influencia de la racleta

La racleta en el método de la serigrafía opera en dos planos: uno vertical al presionar la tinta contra la malla, otro horizontal al extenderla hasta el borde de la plantilla. La racleta es un elemento esencial en consecución de una buena imagen y adaptarse al sistema de impresión que hayamos elegido. Al ser de goma y tener una fricción constante con el tejido tiene un desgaste que hay que eliminarle a menudo con un buen afilado, para este fin existe una herramienta llamada afilador.

Estampación manual

Racleta para máquina

La empuñadura son normalmente de aluminio con un perfil que se adapta a las abrazaderas de la maquina y su goma de caucho tendrán unas características técnicas más exigente que las manuales. Normalmente a partir de maquinas semiautomáticas la racleta va acompañada de un revestidor que sirve para llevar la tinta cubriendo la pantalla a la zona de inicio de la impresión. En el uso manual esto se hace con la misma racleta.

Características técnicas.

La dureza de la goma se mide en Shores, y hay diferentes durezas según la impresión que se valla a realizar.
Racletas duras de 70º a 75º shores impresión de tramas y gran formato.
Racletas blandas de 60º a 65º shores impresión de superficies irregulares.
Como regla general a mayor dureza más definición y a menor dureza más depósito de tinta.
La goma endurece con el paso del tiempo. Si se dejan demasiado tiempo en disolvente, se hincha el material quedando ondulada y no puede utilizarse, por este motivo deben limpiarse inmediatamente después de la impresión y mejor con el mismo diluyente de la tinta que siempre será menos abrasivo que los disolventes.
El afilado de la racleta debe hacerse en cuanto se presente rallas en la impresión consecuencia del desgaste y arañazos de la goma.
Las racletas demasiado duras exigen una presión elevada y pueden dar lugar a deficiencias en el registro, cuanto mayor sea la resistencia al rozamiento sobre el tejido mayor es la distorsión y desplazamiento del mismo.
La longitud de la hoja de la racleta debe rebasar la imagen a imprimir unos 3 a 5 cm por cada lado.
La presión y la velocidad de la racleta no se deberán modificar por ningún concepto durante la impresión de una tirada y para la impresión de varios colores ha de ser la misma presión y velocidad.

Perfiles de la goma.

El perfil recto tiene mayor definición y menos consumo de tinta, la impresión queda limpia y nítida. El perfil romo tiene menos definición y más depósito de tinta deseable para un mejor recubrimiento de superficie.

Gomas de tres componentes

Afilador de racletas

Unas ideas de como hacer un afilador manual.