La exposición

Para garantizar la calidad y la resistencia de las pantallas, es esencial que el tiempo de exposición sea el correcto, pues tiene una influencia directa, en la definición de la imagen, resolución de los detalles finos, resistencia a la impresión.

La exposición correcta es el resultado de dos factores: intensidad de la luz y tiempo de exposición

Factores que afectan a la exposición:
La calidad de la luz, intensidad y constancia de la luz, densidad del positivo, características de la emulsión, cuantos revestimientos, la densidad del tejido.
Características de la imagen:
Perfecta opacidad a la luz, buen recorte de bordes y soporte transparente.

A la hora de la exposición hay que poner en perfecto contacto la película con la emulsión de la pantalla, conviene hacerlo en un marco de vacío.

Insoladora casera

Búsqueda de la exposición correcta

La exposición correcta está determinada por el tiempo necesario para que la luz ultravioleta penetre toda la capa de emulsión, creando una reacción química que la hace insoluble y le da una resistencia mecánica y química óptima.

La emulsión fotográfica compuesta con un sensibilador de diazo tiene una buena respuesta a la luz ultravioleta. En los sistemas directos, se puede averiguar cuál es la exposición correcta haciendo una serie de exposiciones incrementando los tiempo.

Con los tejidos blancos, la tolerancia de exposición de una emulsión mezcla PVA-PVAC en una lampara de arco de 60 amp. trifasica a la distancia de 1 metro es de 25 segundos. En este caso los limites son: exposición minima 15 seg. aprox. y exposición máxima 75 seg. Dependiendo del tejido, su densidad y color, espesor y sensibilidad de la emulsión, y definición la requerida del positivo.

Las exposiciones por encima o por debajo de estos limites de tolerancia producen defectos en la pantalla, tales como duración insuficiente o pérdida de detalles en el revelado.

Fuentes de luz

A una buena lámpara de insolar se le exige una buena intensidad espectral en la gama débil de la longitud de onda y además una elevada intensidad lumínica.

Tipos de lámparas:
Incandescentes, vapor de mercurio, Xenón, arco, metal halógeno. Hoy en día las lámparas mas usadas son las de vapor de mercurio y metal alógeno.
Lámparas de vapor de mercurio con una buena radiación de luz ultravioleta y la mejor fuente puntual, es la recomendada para el sistema directo.

Integrador de luz :
Un segundo componente recomendable que mide la intensidad de luz incidente mediante una célula conectada al integrador, que corta en el momento preciso la exposición de la luz

Los tubos fluorescentes:
Se necesita muchos tubos juntos, además de colocarlos a una distancia entre 10 y 20 cm, para no tener que hacer largos tiempos de exposición. Estos tubos tienen una exagerada dispersión de la luz.

*

La distancia correcta

La distancia correcta la da, la buena distribución de la luz por todo el marco de exposición. La intensidad de la luz esta basada en la ley del cuadrado a la inversa: la iluminación de una superficie disminuye según el cuadrado del aumento de la distancia de la fuente de luz. O dicho de otra forma, el poder luminoso de una lámpara disminuye a razón de cuadrado de la distancia.

Al doblar la distancia hay que cuadruplicar el tiempo de exposición.
Al dividir la distancia por dos hay que reducir a la cuarta parte el tiempo de exposición.
Formula para determinar el nuevo tiempo de exposición:

X=AxB/C
Siendo
A= Tiempo de exposición anterior
B= Distancia nueva
C= Distancia anterior
X= Tiempo de exposición nueva

Diferencia entre los tejidos blanco y teñidos

Tener en cuenta que en los tejidos monofilamentos blancos, los rayos de luz rebotaran en todas las direcciones al chocar con el filamento, esto produce un deficiente detalle, se puede eliminar utilizando tejidos teñidos amarillo, naranja o rojo con objeto de absorber los rayos ultravioletas. Estos tejidos consiguen un endurecimiento completo y una buena definición. Los tejidos teñidos necesitan una mayor exposición de luz dependiendo de la intensidad del color.

El endurecimiento máximo y a fondo de una emulsión sensible es condición indispensable para obtener pantallas resistentes a los largos tirajes y buenos resultados de impresión.

La exposición de la luz depende del espesor del tejido, viscosidad de la emulsión y método de aplicaciones de las capas sensibles. Hay que prolongar la duración de la exposición en función del aumento del espesor de esta emulsión. En general la resolución mejora empleando capas de emulsión delgadas.

El revelado y secado

Conviene disponer de un lavadero de revelado, con luz frontal para la mejor visualización de los detalles.

Se revela con agua tibia con presión de ducha y un lavado a fondo de toda la pantalla. Lo primero mojar por la parte de impresión sin presión y aplicar la presión de agua por la parte interna de la pantalla, de este modo se evita dañar los perfiles rectos de la emulsión.

Una vez revelada y eliminada el agua sobrante se procederá a un secado profundo en horno no más de 40º en posición horizontal.

Cubeta de revelado

Retoques

Todos los defectos o retoques que nos interese bloquear, como puntas agujas ocasionados por el polvo o burbujas de aire en la emulsión, se bloqueara con el producto especifico de cada emulsión. En ocasiones se usa la propia emulsión para bloquear, aunque eso nos obligaría a una segunda insolación en tiradas largas.