La edición

Climatización en el taller

Se considera ideal una humedad en el ambiente entre 55 y 65 %
La temperatura entre 18 a 21º
Lo que importa es que el local sea de techo alto bien iluminado y ventilado y si es necesario se instalaran extractores. Planificar la disposición del taller, lo mejor es montarlo de manera que siga la sucesión natural de las operaciones a ejecutar.
Se recomienda que los materiales a imprimir se desembalen y se espere a que se aclimaten y estabilicen a las condiciones ambientales del taller.

Las películas positivas

Utilizar películas que tengan una fuerte estabilidad dimensional como el poliéster y que tengan sus correspondientes cruces de registro para encajar cada imagen o color en las anteriores o posteriores impresiones.

La elección correcta del tejido y su densidad

En la edición gráfica la elección del tejido mas apropiado queda reducida a tejidos de poliéster monofilamento, por que son los menos afectados por las condiciones climáticas y hay una amplia gama de densidades de tejido.

El serígrafo debe escoger los tejidos en función de los trabajos a realizar, teniendo en cuenta las diversas propiedades del material a imprimir, estructura, capacidad de absorción, etc, y las características especiales de las tintas a emplear, viscosidad, finura del pigmento y poder cubriente.

Las diferentes calidades de los tejidos, clasificadas en tipos, S, M, T y HD (diversos gruesos de tejido con un número constante de mallas), ofrecen al impresor serígrafo, si considera los factores antes citados, la posibilidad de satisfacer todos los trabajos, y el poder determinar por adelantado los resultados de la impresión en lo que concierne a los puntos siguientes:

1. Espesor del depósito de tinta y por tanto el poder cubriente y el consumo de tinta
2. Tiempo de secado
3. Nitidez de los contornos y duración de la pantalla

Regla general: cuanto mas fino es el tejido, más delgado es el depósito de tinta y por tanto más reducido el tiempo de secado. La dimensión de la abertura de malla del tejido ha de ser dos veces y media más grande que la finura del pigmento de la tinta.

Mesa de trabajo

La más elemental es colocar dos bisagras ancladas de un lateral del marco a la mesa, con un contrapeso que se pueda abatir para las sucesivas estampaciones.
Lo ideal es una mesa de metal con brazos para la sujeción del bastidor y sobre la mesa de estampar una caja con registro y aspiración con la función de que cuando baja la pantalla succiona el papel para que la impresión no se pegue a la malla y la estampación sea nítida.

Fuera de contacto

Durante el proceso de impresión hay una altura de despegue más o menos elevado según las necesidades de impresión a esto se le llama fuera de contacto, esta necesaria altura de despegue, actuará desfavorablemente sobre la exactitud del registro y de la impresión, conviene ajustar el menor fuera de contacto posible y no cambiarle en la edición de varios colores.
EL INDICE DE ALARGAMIENTO DEL TEJIDO: disminuye proporcionalmente al cuadrado del salto
Por ejemplo: con un tamaño de marco de 100 cm. y una racleta de 75 cm
Para una altura de 1 mm se produce un alargamiento de 0.008 mm
Para una altura de 3 mm se produce un alargamiento de 0.072 mm
Para una altura de 5 mm se produce un alargamiento de 0.200 mm

La racleta en gráfica

Si lo adecuado hasta ahora eran 75º lo apropiado para la inclinación de la racleta, en obra gráfica con papeles de alto gramaje y variadas texturas, podemos llegar hasta los 60º, ademas de utilizar goma media y blanda

Trabajos de impresión, elección del tejido

Trabajos de impresión generales. Tipo de tejido Poliéster

5T a 29T. Lacas, adhesivos

34T a 49T. Tejidos gruesos, bolsas de deporte

36S a 81 T. Para impresiones sencillas con películas de recorte sin gran nitidez de contornos. Superficies rugosas.

73T a 100T. Para impresiones sencillas con pantallas fotomecánicas indirectas o de recorte. Impresión con tintas opacas, fluorescentes, barnices, tintas con pigmentos gruesos

90T a 120T. Para la mayor parte de impresiones con pantallas fotomecánicas directas e indirectas. Para letras finas, tramas hasta 24 puntos/cm.

120T a 185S. Para impresiones de calidad superior con pantallas fotomecánicas indirectas.

120Ta 165T. Para impresiones de máxima nitidez. También para impresiones tramadas y de contornos finos, con pantallas fotomecánicas directas. Impresión con tintas UV (ultravioletas)

Trabajos de impresión especiales

61T a 81HD. Para impresiones con depósito de tinta grueso, por ej. partes cubrientes sobre fondos contrastados y superficies estructuradas.

36T a 100T. Para impresiones con colores de purpurina, luminosos, cerámica y esmaltes.

81T a 130T. Para impresión de escalas y de circuitos, según la materia a imprimir, finura del dibujo y exigencias de registro.

La impresión con registro

Entendemos por la exactitud del registro a la constancia de emplazamiento del dibujo impreso en todos los ejemplares que componen la edición desde la primera a la última

Antes de empezar a estampar hay que hacer coincidir donde se quiere colocar la imagen en el soporte, cuando esto se consigue, se ajusta normalmente con tres registros para que toda la producción coincida. Lo mejor para el registro de hojas es construir un dispositivo con guías o tres topes dispuestos alrededor de la hoja en ángulo recto y sujetos con adhesivo a la mesa de trabajo, esto facilita colocar cada hoja contra este ángulo hasta que entren en contacto con los tres topes, este método es tan preciso como rápido. DIBUJO

Una vez encuadrada la imagen con la hoja y los registros, se coloca el papel debajo de la pantalla, se extiende la tinta de impresión en el tintero superior y con la rasqueta de goma se la empuja con presión a través de la malla, haciéndola llegar al soporte. Se levanta el bastidor, se retira la impresión y se coloca una nueva hoja. VIDEO

En la impresión serigráfica las dificultades de registro y de estabilidad dimensional son numerosas. Estos problemas pueden ser producidos por causas muy variadas; un original no apropiado, un material de reproducción mal elegido, un montaje inadecuado, una pantalla defectuosa.

Las variaciones en la dimensión debidas a las condiciones atmosféricas, temperatura o humedad influyen directamente en el resultado. La causa de estas modificaciones reposa en la capacidad de la emulsión para adsorber el agua -higroscópicas- y el hinchamiento de la misma que disminuye la superficie útil del tejido.

Precisión de la impresión

Las dificultades de registro que se deben al rozamiento de la racleta sobre el tejido provocan un desplazamiento o distorsión de la imagen en la dirección de la racleta, se solucionan con pantallas estables con elevada tensión y un menor fuera de contacto, aunque también influye la viscosidad de la tinta, la presión dureza de la racleta y velocidad de impresión.

Resumen de los medios para evitar las causas más importantes de las dificultades para obtener una perfecta exactitud en la impresión en el registro.

-Es absolutamente imprescindible una mesa de impresión precisa
-Un fuera de contacto mínimo
-presión mínima de la racleta
-Preparar proyectos que sean aptos para la impresión serigráfica.
-Para conseguir una estabilidad dimensional en las pantallas en todo su proceso, es necesario que las condiciones atmosféricas sean constantes en el taller.
-Cuando se va a trabajar con barios colores se tendrá en cuenta que las películas sean de la misma composición y tamaño
-Las capas de emulsión que todas tengan el mismo espesor
-Aseguraros que esta suficientemente seca la pantalla antes y después de la insolación, no exponerlas a variaciones de temperatura demasiados fuertes.
-Utilizar marcos metálicos, que tengan los perfiles dimensionados a su tamaño
-mantener el mismo valor de tensión para cada marco.
-cuando se haya de realizar un juego de pantallas, deberán utilizarse tejidos del mismo tipo y del mismo número.
-la película a imprimir ha de estar siempre colocado de la misma manera en todas las pantallas del mismo juego.
-La superficie de la pantalla deberá de ser como mínimo un 50% más grande que la superficie de impresión.
-No modificar la altura de despegue, fuera de contacto durante el curso de la impresión y mantenerlo en los cambios de pantallas para el mismo trabajo.
-Los registros para los soportes deberán ser fijados a la mesa de estampación para que no se muevan

Orden de edición en gráfica

Ser exigentes en el orden de los pliegos en la edición, es conveniente numerar a lápiz un orden en cada hoja y no cambiar el orden en los sucesivos colores, de esta manera se sigue un mejor control de la edición y calidad.

Los primeros pliegos siempre son los de afinar ajustes, con sus consecuentes defectos, estos se deben también marcar con una señal a lapicero en el borde del pliego junto a la numeración de la edición que hemos realizado antes.

Limpieza en la tirada

Antes de la edición limpiarse bien las manos y usar guantes de lates o frotarse los dedos con polvo de talco

Tener bien etiquetados los botes, si es posible con la etiqueta original y si son mezclas, numerarla y etiquetar el color impreso, pegarla sobre el bote y a la vez otra muestra igual a la del bote en un muestrario clasificado por tonos de color. Este orden facilitara la rápida localización

Limpiar el borde de los botes con un trapo humedecido con disolvente, para evitar que quede tinta reseca pues esta puede caer con la tinta de impresión y romper el tejido.

Cuando se utilice el bote de tinta para mezclas o recogida de tinta, esconder la fona de la etiqueta para que no se ensucie sucesivas veces y perdamos la referencia del bote

Tintas, aditivos

A partir de una base aglutinante, añadiendo y mezclando unas cantidades de pigmentos según necesidades, tenemos las tintas, que para llevarlas a nuestras necesidades de impresión añadiremos aditivos: diluyente, retardante, espesantes, fijadores etc. Las tintas de serigrafía deben de ser densas y fluidas, condicionara el tipo de malla.

Recuperación de la pantalla

Una vez acabada la tirada procederemos a la limpieza de los residuos de tinta en profundidad, pues estos pueden producir una capa aislante a los agentes químicos de recuperación. Después de haber limpiado a fondo la pantalla con disolventes apropiados deberá empezar la recuperación con un tratamiento químico “Recuperol” que se extenderá con un cepillo Nylon frotando suavemente la pantalla por las dos caras. Por la acción del “Recuperol” los restos de grasa y tinta se reblandece junto con el hinchamiento de la emulsión, cuando esto sucede pasaremos a proyectar sobre la pantalla en vertical un chorro de agua a presión hasta que desaparezca todo residuo. Si permanecen sombras “imagen fantasmas” son restos de tinta que no conseguimos eliminar, abra que tratarlas con productos específicos para las “imágenes fantasmas”, suele tener muy buenos resultados, a no ser, que el tejido ya este viejo o no suficiente limpio de otras tiradas. Cuanto más se tarde en eliminar las sombras peor su posible eliminación y mas dificultad cuanto más fina sea la malla del tejido.